Buscan a su familia en General Pico

“Estamos investigando, tratando de averiguar si la Justicia nos puede ayudar para reclamar por nuestro derecho a la identidad”, dijo ayer Altea Langhoff junto a Carlos Taboada y Daniel Fantino Cahaldo. Estas personas realizarán hoy una denuncia por “supresión de identidad”.
Cinco personas se reunieron ayer con el fiscal general, Armando Agüero, en la sede de los tribunales piquenses para hablar con el funcionario del Ministerio Público Fiscal y ver de qué manera avanzar con su reclamo.
Langhoff dijo que saben que hay muchos más en la misma condición que ellos y que necesitan tener un apoyo para sumarse. Recordó que su búsqueda comenzó hace años cuando llegó desde Buenos Aires e inició una causa, que ya prescribió. Pero ahora con una página de búsqueda de personas se fueron encontrando entre sí porque veían que sus casos tenían datos que coincidían, como el lugar de origen y nombres de personas que estaban involucradas en esta ciudad en la entrega de niños entre los años 1965 y 1982.Con ese comienzo todos fueron hallando algunos datos que les sirvieron para llegar hasta aquí pero ante el silencio de los médicos que pudieron estar implicados la investigación quedó frenada.
Langhoff recordó que el médico involucrado en su caso, quien la dio en adopción a sus padres de crianza de forma irregular, argumentó que lo que él hizo “fue un gran acto de amor dar a los chicos a familias que los iban a cuidar, cuando eran niños que habían sido abandonados o que sus mamás no los podían mantener”.
La entrevistada señaló que se trató de una apropiación, y aunque su propia causa prescribió puede ser testigo para ayudar a quienes están en su misma situación y aportar los datos que tiene sobre su historia.
“Todos tenemos partidas en las que figuramos como hijos biológicos de nuestros padres de crianza”, afirmó. No hubo una adopción y los documentos son falsos.

Categories: Patagonia Hoy

Dejá un comentario