Aguardan audiencia conciliatoria en el juicio de 7.000 fueguinos contra ocho automotrices

Tierra del Fuego 17 de septiembre de 2019
Siete mil fueguinos, que iniciaron una demanda civil contra ocho automotrices por la devolución de importes supuestamente mal cobrados cuando compraron sus vehículos, aguardan la convocatoria a una audiencia conciliatoria, en lo que constituye el próximo paso del juicio colectivo más numeroso de la historia de la provincia.
crecio-el-parque-automotor-de-tierra-del-fuego_m939

La demanda de "protección de intereses difusos" a Fiat, Ford, General Motors, PSA (Peugeot y Citroën), Renault, Volkswagen, Toyota y Honda fue entablada a fines de 2015 por un estudio jurídico de Ushuaia que llamó a adherir a posibles damnificados por la "maniobra de las automotrices" y obtuvo una respuesta masiva.

Los demandantes sostienen que los fabricantes de autos se apropiaron de los beneficios impositivos establecidos en la ley de promoción económica y fiscal vigente en Tierra del Fuego, y comercializaron los vehículos a precios similares al resto del país, donde no rige la quita de impuestos.

Las empresas deberían devolver una diferencia que oscila "entre el 25 y el 60%" del valor de cada auto, incluyendo operaciones realizadas desde 2001 hasta la actualidad, precisaron fuentes ligadas al caso.

La causa fue iniciada ante el Juzgado Civil 1 de Río Grande, a cargo de Horacio Boccardo, y desde entonces las automotrices realizaron diversas presentaciones para conseguir que sea derivada a la justicia federal.

El juez Boccardo y luego la Cámara de Apelaciones de Río Grande rechazaron esa pretensión de las automotrices y ratificaron la competencia de la justicia fueguina.

"Ahora resta la decisión del juez de continuar con el juicio y fijar la fecha de realización de la audiencia oral", señala el estudio jurídico demandante "Rauch y Aciar" en el sitio web donde informan sobre la causa.

La audiencia es "una convocatoria a las partes y sus letrados, de carácter público, donde el juez consultará si existe interés de llegar a una solución conciliatoria negociada y, en caso negativo, fijará definitivamente el objeto del juicio", indicaron.

El magistrado también decidirá, entonces, sobre las pruebas ofrecidas, definiendo cuáles "resultan apropiadas, conducentes y útiles para el dictado de la sentencia", agregaron.

Ford y Toyota realizaron una presentación para incorporar al caso, "como hecho nuevo", la decisión de la Corte Suprema de Justicia que dejó firme un fallo anterior que revocó una multa millonaria contra las automotrices impuesta por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, bajo la acusación de haber "concertado precios" en Tierra del Fuego.


Los demandantes en la causa de Río Grande consideran que se trata de una "nueva maniobra dilatoria de las empresas", aunque el juez deberá, primero, resolver el planteo antes de convocar a la audiencia oral.

"Luego de tres años y medio, los fueguinos siguen esperando respuestas definitivas de la justicia", afirmaron los abogados de los 7.000 accionantes fueguinos contra las automotrices. 

Fuente: Télam

Boletín de noticias